Archivo etiqueta Desarrollo personal

¿Tienes posesiones o las posesiones te tienen a ti?

Es natural pensar por defecto que perseguir el éxito significa perseguir posesiones, rodearse de cierto tipo de gente, y llegar a tener influencia.  No nos damos cuenta, que la mayoría de la gente cae en una trampa: Esa imagen del éxito en realidad es una cárcel.

Te las ingenias para ganar más dinero, y de repente tienes una bonita casa, un Mercedes-Benz, amigos, y con el dinero parece que se te quita lo chaparro, feo, y prieto.

Sin embargo no eres feliz.

Esas posesiones, esas amistades de conveniencia, tienen un costo.  Las posesiones te atan; la imagen que has creado ante el mundo te previene de ser quien realmente eres. Tampoco puedes hacer lo que quieras, pues hay obligaciones.

Una pregunta simple: ¿Podrías hoy mismo tomar unas vacaciones de un mes sin previo aviso? ¿Puedes hacer tus pagos y mantener tus obligaciones (incluyendo tu trabajo) si decides regalarte un tiempo a ti mismo?

Si tu respuesta es “sí,” felicidades.

Si tu respuesta es “no,” entonces ¿cuánto tiempo te puedes regalar a ti mismo? ¿Una hora? ¿Una tarde? ¿Un día?

Lo que quiero es ponerte a pensar: ¿Son tuyas tus posesiones, o más bien le perteneces tú a tus posesiones? Viéndolo de esa manera, entre menos cosas tenga uno, entre menos necesite uno para vivir, más feliz es uno, más libre, y menos obligado a vivir de cierta manera.

¿A caso no es esa una muy buena definición del éxito?

, ,

1 Comentario

Hacer las cosas bien es un hábito

En este blog he mencionado varias veces que la calidad del trabajo entregado siempre debe de ser alta.  Lo más alta posible, de hecho.

El tema de la calidad es un tema que apenas he tocado en profundidad, y es hora de comenzar a tocarlo más a fondo, ya que es sumamente importante por dos razones: 1) La alta calidad en el trabajo entregado es absolutamente vital para la superación profesional (es decir, bajo ninguna condición es aceptable entregar trabajo de baja calidad); y 2) En mi experiencia, los Latinos, dentro de nuestras culturas, no valoramos tanto la calidad como otras culturas lo hacen.

En este artículo me enfoco en un aspecto clave de hacer entregas de alta calidad una y otra vez sin que haya excepciones. En un profesional competente, simplemente todo lo que entrega como “terminado” es de alta calidad. Si José Ramos estuvo a cargo de la tarea, entonces todos saben si la tarea está bien hecha, o mal hecha; no es necesario verla.  Cuando un profesional adopta el hábito de entregar a tiempo y bien hecho, todos pueden depender de esa persona.  Eso persona vale mucho, donde quiera que vaya.

¿Cómo llegamos a ser ese mítico José Ramos?

Un aspecto clave del éxito es que todo lo que constituye el éxito es un hábito.  No se hacen las cosas bien una vez, se hacen bien siempre.  No se hace un esfuerzo a medias en una tarea, y en la tarea siguiente (la importante, que va a ver el jefe) se hace un trabajo excepcional.  O se hace todo bien o se hace todo mediocre.

Ser bien hecho, puntual, profesional, considerado, cortés, fuerte, amigable, honesto, cumplido, leal, confiable,  todos los aspectos que son cimientos del éxito son opcionales (pueden ser aprendidos) y para la gente que los posee, son hábitos.  Son cosas que se hacen siempre y automáticamente.

Ser bien hecho es difícil.  Es difícil porque ser bien hecho significa trabajar duro para terminar antes de tiempo para tener tiempo de perfeccionar el trabajo.  Ser bien hecho es difícil porque hasta la asignación más odiada tiene que ser perfeccionada.  Ser bien hecho es difícil porque se debe de leer el escrito 15 veces después de haberlo terminado por primera vez para asegurarse que todo esté hecho lo mejor posible. Ser bien hecho es difícil porque la gente que te rodea probablemente espera mediocridad de ti, así que entregar un trabajo con obvios errores es aceptable para los que te rodean.  Ser bien hecho es difícil porque es algo que, cuando estas rodeado de mediocridad, haces más que nada por ti.

Asimismo, adoptar el hábito de ser bien hecho y entregar el mejor trabajo posible te trae un grandísimo beneficio: Te permite entregar el mejor trabajo que eres capaz de entregar. ¿Acaso no te mereces que tu futuro sea determinado por haber hecho el mejor trabajo del cual eres capaz, y no por lo que salió al primer intento y con prisas?

, , ,

1 Comentario

Como progresar en América Latina (Parte 3) – El hábito de la lectura

Este es un artículo en la serie de artículos sobre el progreso en América Latina:

En nuestros países no se acostumbra a leer. Leemos lo absolutamente requerido en la escuela; y aun así no leemos, porque le pedimos a nuestro amigo que nos deje copiar el trabajo.

Esto no es algo particular a los mediocres de nuestra sociedad: En México las librerías no te permiten ojear los libros, y hasta no puede uno ni ver cuales títulos están disponibles, tiene uno que pedir el libro en un mostrador por nombre a la persona atendiendo.

Todo esto es un grave problema para quien desea progresar. He mencionado que el grandísimo secreto del éxito es que no hay secreto. La clave del progreso es acción inteligente, trabajo duro, y lecciones aprendidas. Sin la lectura, y por ende, sin aprendizaje, ¿de dónde va a venir la acción inteligente? En nuestros países hay un gran vacío de sabiduría de cómo llegar al éxito. ¿De dónde va a llegar esa sabiduría para lograr: 1) Capacitarse y hacerse experto en su campo, y 2) Saber que decisiones tomar y como guiar su carrera profesional?

La respuesta es mediante le lectura. Así como usted, lector, lee este artículo, así mismo debe de leer muchas otras cosas para poder lograr el éxito. No hablo de leer en la web. Aunque es el medio por el cual probablemente esté leyendo este texto, la verdadera y profunda sabiduría se encuentra en los libros. Un libro es un pensamiento completo, una idea explicada de principio a fin, explorando los puntos relevantes a una profundidad que ningún autor de la web pueda hacerlo dedicando a esciribir una hora diaria.

La verdadera sabiduría está en los libros. ¿Está usted listo para regalarse el tiempo de aprender?

Como punto de referencia, yo le dedico tiempo a leer muchos libros. Leo un promedio de tres libros a la vez. Leo acerca de desarrollo y diseño de sistemas, negocios, de las industries en cuyos proyectos trabajo, leo libros de caricaturas humorísticas (si, ¡esos cuentan también!), leo de política, de filosofía, de superación personal, en fin, de todos los temas que me interesan leo.

Siendo ingeniero de sistemas, ¿de qué me sirve leer de cosas que no tienen que ver con mi campo directamente? De muchísimo. Puedo entablar una conversación con cualquier persona acerca de casi cualquier tema. Puedo demonstrar sabiduría básica de muchos temas complejos que no son mi campo. En otras palabras, puedo dar una buena primera impresión. En el mundo de los negocios, sea uno un jefe de empresa o un simple empleado, siempre es bueno dar la mejor primera impresión posible. Uno nunca sabe de dónde va a salir la siguiente oportunidad.

Tener el hábito de leer tiene incontables beneficios. Yo no creo que uno nazca con más inteligencia que cualquier otro, salvo a los que nacen con una deshabilitad mental. Yo creo que uno se acostumbra a aprender o a no aprender. A ser trabajador o a no serlo. A tener iniciativa o a no tenerla. A entablar conversaciones o a no hacerlo. El de la lectura es implemente otro habito que se aprende. Lo que lo hace diferente es que tener el hábito de la lectura es uno que trae beneficios fuera de proporción.

Si usted no está leyendo, si competencia si lo está.

Como comentario final, les hago esta pregunta: ¿Si usted tiene acceso a la información y escoge no absorberla cuando tiene la oportunidad, de quien es culpa si alguna día la necesita y nunca optó por simplemente tomarla? No hay hábito, en mi opinión, que valga más la pena adoptar que el de la lectura continua.

, , , , ,

No hay Comentarios

El secreto del éxito

El secreto del éxito es este: No hay secreto.

El éxito viene al prepararse, trabajar duro, fracasar, perdonarse y aprender, hacer lo máximo de la oportunidades, y repetir el proceso con oportunidades cada vez mayores. Cualquiera que te prometa algo diferente está mintiendo.

, ,

No hay Comentarios

Como Progresar en América Latina (Parte 2) – Aprovechar Oportunidad Cuando Tenemos Empleo

Este es un artículo en la serie de artículos sobre el progreso en América Latina:

Este tema me apasiona verdaderamente: Se dice que EEUU es la tierra de la oportunidad, y en gran parte es cierto. Pero estoy convencido absolutamente que la oportunidad es mayor aún en nuestros países, especialmente para quien está empezando de cero.

La vez pasada hablé de la gran importancia de aprender inglés. ¿Pero una vez que uno ya comienza a comunicarse que sigue? Este articulo trata de cómo aprovechar la oportunidad cuando tenemos empleo, por tan mala que sea nuestra compañía y por tan incompetente que sea nuestro jefe.

Me lo puedo imaginar: Estamos en cualquier país de América Latina, en nuestro trabajo, deseando salir adelante sin saber cómo lograrlo. Es deprimente estar en un empleo mediocre: Tal vez es una pequeña empresa, trabajamos directamente para el dueño, el hijo del dueño tarde o temprano va a heredar el puesto de jefe, y en realidad no tenemos esperanza de subir de puesto en ese empleo. O tal vez es diferente: Es una empresa mediana o grande para la que trabajamos, y es tan espesa y paralizante la política que no se puede hacer nada. El método de subir de puesto es de hacer amigos con los jefes, y aunque intentamos jugar el juego, no hay garantías de nada.

En esa situación deprimente, es difícil sobrevivir, mucho menos imaginarse uno superándose profesionalmente en esa situación, sin embargo en muchos lugares es la norma.

En mi opinión, es incorrecto dar poco en ese empleo, por tan malo que es. He visto a prácticamente toda la gente en México que está en esa situación decir: “Pues si no me pagan bien, ¿Por qué voy a hacer el trabajo bien?” ó “¿Por qué voy a dar más de la miseria que recibo? ¿Qué razón tengo para entregar algo que absolutamente nadie va a apreciar?”. Yo creo que son reacciones correctas en algún sentido: El empleo es un acuerdo en el que obtenemos algo (salario) a cambio de otra cosa (tiempo y trabajo). ¿Si no estamos obteniendo el salario o el trato deseado o merecido, entonces por qué vamos a regalar un esfuerzo extraordinario?

Y creo que ese razonamiento es exactamente lo que nos mantiene incompetentes. En todo el esplendor de la palabra, nos volvemos unas personas absolutamente incapaces de hacer un buen trabajo, de exceder expectativas y de competir. Y como si fuera poco, esa incompetencia nos mantiene incapaces de encontrar otro empleo (ya que somos incompetentes), y con el tiempo crece el nivel de incompetencia todavía más.

Así que vengarnos de nuestro empleo al no dar nuestro mejor esfuerzo nos cuesta muchísimo y nos mantiene en el nivel de vida que precisamente no queremos estar.
Les propongo esto: Estén donde estén, hagan lo que hagan, comiencen hoy mismo a hacer un trabajo de la más alta calidad posible. Que el compromiso de calidad sea con ustedes mismos, no con su empleador. Cuando piensen que el escrito es de calidad satisfactoria para ser aceptado por su superior, hagan tres o cinco revisiones más. Cuando sea la hora de salida, dediquen 15-30 minutos más a hacer su trabajo un poco mejor. Dediquen tiempo a estudiar y actualizarse. Entreguen trabajo que nunca en la vida su superior ha recibido.

Con trabajo tan bien hecho, se van a dar cuenta que a su jefe lo van a superar pronto. No les importe que su jefe va a tomar el trabajo que entregan ustedes y lo van a entregar él a sus superiores intacto pero con el nombre de autor cambiado. Esto es precisamente la meta de trabajar a tan alto nivel. En una compañía saludable, esto ocurre y a uno lo promueven. Es una compañía mediocre esto ocurre y no hay beneficio inmediato (o aún peor, la inseguridad del jefe lo lleva a temerle a uno).

Solo cosas buenas pueden resultar de hacer el mejor trabajo posible siempre: Uno se va a sentir mejor, pues sabe uno lo que vale. Puede ser que se supere uno mismo dentro de la misma empresa ya sea con un mejor sueldo o con un mejor puesto (o ambos). Uno va a ser más competente; cualquier hijo o amigo del dueño tiene que enfrentarse con un empleado que sabe mucho más que él. Uno sabe que es más fácil cambiar de empleo.

Ser competente es una cosa bella.

El crear el hábito de siempre hacer el mejor esfuerzo posible nos da la llave de la superación y el éxito: Cuando llegue la oportunidad grande vamos a estar listos para aprovecharla. Eso no tiene precio.

, , , ,

No hay Comentarios

Como progresar en América Latina (Parte 1) – Aprender Inglés

Este es un artículo en la serie de artículos sobre el progreso en América Latina:

Una de las metas (si no la meta primaria) de escribir este blog es de ayudar a mis compatriotas Mexicanos y latinos a progresar. Este artículo en realidad es el comienzo de una serie de artículos que tocan el tema, ya que esto es campo muy ancho.

Bueno… ¿Habiendo decidido uno que desea hacer algo más significativo de su vida, como comienza uno? Yo viví por varios años (y ojala pueda volver a hacerlo algún día) en Colima, México. La calidad de vida es alta, es una ciudad tan pequeña como para conocer a tus vecinos, pero no tan pequeña que no haya comodidades como varios cines, bares, tiendas, etc. En otras palabras, es una ciudad de muy buen tamaño con gente buena, crimen bajo, y bastante que hacer. Colima está cerca de la playa, está a tres horas de Guadalajara – una ciudad grande – y está a cuarenta minutos de la playa. Es casi la ciudad perfecta si no fuera por el fuerte calor que hace.

Lo malo de Colima es que no es una ciudad para progresar. Colima tiene  universidades, pero en realidad son mediocres. Los profesores y administradores, me dí cuenta, no les interesa tanto la educación de sus alumnos, sino politicas, obtener poder, proteger sus puestos, en fin, lo que se conoce como típico en nuestros paises. Es algo que pasa en muchos lados de México y América Latina, y Colima no es excepción.

¿Como hace, entonces, un Colimense (o “Colimote” como les gusta llamarse) para tomar iniciativa y salir adelante? Lo que suele pasar en México es que la gente se va a alguna de las tres grandes ciudades del país, ya sea para estudiar o para trabajar. ¿Pero, qué pasa cuando uno quiere progresar a un nivel más alto de lo que se puede en México? Si uno no tiene familia, pues la respuesta es de irse a hacer una maestría a otro país, pero no todos podemos hacer eso si tenemos ya familia. Llega un punto en que es demasiado difícil hacer eso.

Como lo mencioné antes, este es el primer artículo de una seria de lograr esta meta de progresar, o salir adelante estando en nuestro país. Voy a comenzar por la regla más importante de todas:

Necesitamos Aprender Inglés

Tengo varias razones muy importantes por sugerir esto como primera regla:

La información no está disponible en español – No cabe duda que América Latina no está en la vanguardia de muchos campos. No lo digo por malinchista, sino porque veo una y otra vez, que es casi imposible obtener información profunda de cualquier campo en español. La información está incompleta y mal traducida si es que se encuentra. El mundo ha cambiado en los últimos años y la información no se encuentra en libros, se encuentra en internet. El lenguaje del internet es el inglés.

La información más nueva esta en inglés – ¿Quieres saber lo último en tu campo? Solo se publica en inglés. En la vida de un profesional actualizado es imprescindible saber que ha cambiado al momento que cambia. En algunos campos, cuando la información se tiene traducida al español, ya está demasiado antigua y la información que sigue ya va en dos versiones más nuevas (por ejemplo en el campo de cómputo).

La comunicación con la gente en la vanguardia del campo se hace en inglés – ¿El líder de tu campo profesional está en X país? Lo más probable es que habla inglés. ¿Es buena idea que uses alguna red profesional como LinkedIn para entrar en el grupo de tu líder de área profesional? Es seguro que se comunican en inglés. Es muy cierto que a cause del Internet, el mundo es cada vez más pequeño. Pero solo para los que hablan inglés.

Muy bien, queremos aprender inglés. ¿Cómo lo Logramos? ¿Por donde comenzar? No es necesario esperar que el curso en la universidad se abra dentro de X meses. Hay otras opciones. Obvio, lo más fácil es unirse algún grupo local que desee aprender inglés y asistir a juntas, clases que organicen, etc. Pero también hay estas opciones de cursos en línea:

Rosetta Stone – Un software que puedo recomendar enteramente. Lo he usado entes para aprender Francés y Ruso, y me gusta mucho su manera de enseñar el idioma. Lo considero similar a como aprender un lenguaje un bebé, una combinación de vocabulario y gramática que se enseña incrementalmente. A mí este método de aprendizaje me resulta muy bueno y no me canso de recomendarlo. Lo único malo de Rosetta Stone es que es caro. He estado escuchando cosas muy buenas de los cursos (gratis) de Live Mocha (siguiente enlace), así que no recomiendo comprar Rosetta Stone antes de intentar usar Live Mocha.

Live Mocha – Este sitio se dice que va a destruir a Rosetta Stone por ser gratis. Aunque nunca he usado este sitio para aprender un lenguaje, he escuchado y leído tantas cosas buenas de este sitio que no tengo duda de la calidad de sus cursos.

Pongo estos dos enlaces nada más porque son los mejores cursos que conozco. ¿Sabes tú de algún otro buen curso de inglés? Responde en los comentarios y lo agrego a este artículo.

El primer y mas importante paso para salir adelatente es aprender inglés. Con el Internet, las barreras geograficas entre personas se han derrumbado, y la gran mayoria del conocimiento humano esta en linea. Hablar con la autoridad mas alta de tu campo esta tan cerca como un correo electronico, o un blog. El lenguaje del internet es el inglés y por lo tanto es el primer paso a tomar para salir adelante.

, , ,

1 Comentario

Sobre el miedo y la ansiedad

De lo que voy a escribir en este blog es acerca de la diferencia entre el miedo y la ansiedad.

Creo que muchas veces confundimos los dos términos, y hasta podemos decir que son lo mismo.  Yo creo que son fundamentalmente diferentes, y creo que al considerarlos equivalentes, perdemos una importante herramienta para enfrentar nuestros problemas.

El Miedo

  • Tengo miedo de viajar a una ciudad violenta. Me voy a cuidar bien.
  • Tengo miedo de morir.

La Ansiedad

  • Tengo ansiedad de dar el discurso.
  • Tengo ansiedad de tomar el examen, si no lo apruebo no se que voy a hacer.
  • Voy a comenzar un nuevo negocio, me siento inseguro de tener éxito.
  • Hoy voy a conversar con la muchacha bonita. Me duele el estómago solo de pensar en que le voy a decir.
  • Voy a comenzar mi nuevo empleo hoy. Me siento inseguro de dar el ancho. Ojalá mis nuevos compañeros me acepten.
  • Llegué a este país nuevo. Siento que me va a ser difícil ser aceptado y tener éxito.

¿Ven la diferencia? El miedo es algo que es lógico, tiene sentido, y es aceptado.

La ansiedad, en una manera muy simple de describirla, es vivir las consecuencias de una mala experiencia antes de haberla vivido. O sea, no tiene sentido.  La ansiedad solo existe por nuestra inseguridad.

También se puede decir que el miedo existe para nuestra sobrevivencia. El miedo es la voz que acertadamente nos dice “no vayas por ahí, se ve como un lugar peligroso.” La ansiedad nos dice “mira, comienza a sufrir por esto que ni ha pasado, ni está garantizado a ocurrir, pero no me gustaría vivirlo.” ¿Tiene sentido alguno eso?

Tengo planeado escribir mucho sobre la ansiedad.  No tanto por ser experto en el tema, sino porque me he dado cuenta a través de los años que: 1) Soy una persona muy ansiosa; y 2) soy todo un experto en esconderlo, principalmente de mi mismo. La ansiedad, he notado, ns causa muchísimos problemas, y es uno de lo grandes frenos en nuestro desarrollo personal.  Voy a explorar todos esos temas en entradas posteriores.

La ansiedad es muy fácil justificarla. Como hemos considerado sinónimo el miedo con la ansiedad, es fácil justificar la ansiedad, ya que podemos decir que nos mantiene vivos y alertas ya que el peligro es real. El mejor truco que tiene la ansiedad es de convencernos que no existe.

, ,

No hay Comentarios